Batalla del Vino

  • La Rioja
  • Popular
  • Junio

Una peculiar batalla se libra a las afueras de Haro, a los pies de las peñas de Bilibio, sobre las que se encuentra la ermita erigida en honor a San Felices, patrón de la ciudad; es la Batalla Del Vino. Miles de personas se dan cita cada 29 de junio para participar en este evento tan particular, en el que todo tipo de recipientes son usados para empapar de vino a los contrincantes.

 

Un poquito de Historia

En estos riscos vivió durante el siglo V y VI el anacoreta Felices de Bilibio, maestro de San Millán. Su cuerpo permaneció allí, en una de las cuevas de la peña. El lugar comenzó a ser frecuentado por vecinos de la antigua aldea de Bilibio como tributo a los actos que realizó en vida y por la protección de la comarca que achacaban a éste. Luego comenzó  a expandirse la devoción al santo y como fruto de ello peregrinos venidos de otros lugares empezaron a frecuentarlo.

Aunque en el S. XI los restos de San Felices se llevaron al monasterio de San Millán, la devoción continuó y por ende las peregrinaciones. Pero no fue hasta principios del S.XVIII cuando se levantó la primera ermita en este lugar, sobre la cueva en la que se cree habitó Felices. Este será el momento en el que la romería empezaría a ser más organizada.

 

Pasa el ratón por la foto para ver el album

22Haro

 

Origen de la Batalla del Vino

Después de la misa en honor al santo, se celebraba una comida campestre en la que no faltaba vino.  Pudo ser que todo empezara a consecuencia de un feligrés que refrescó con el vino de su bota a otro romero, o, como también mencionan otras fuentes, la alegría del vinillo en el cuerpo, hacía habitual que se mancharan unos a otros. De hecho, hay documentación que relata que no era del gusto de todos y que hubo años en los cuales la afluencia a la romería fue mucho menor, especialmente de mujeres, que no querían no querían que sus vestidos se mancharan.

Pero no será hasta el 1949 cuando aparece esta romería como Batalla del Vino.

 

Cómo se celebra

Un poco antes de las siete de la mañana, locales y foráneos vestidos de blanco con pañuelo rojo, toque característico de la fiesta, se ponen en marcha hacia los Riscos de Bilibio.

La Batalla del Vino dará comienzo oficialmente cuando finalice la misa, pero antes de que esta se celebre tendrá que llegar una comitiva a caballo, que se acercará hasta la ermita de San Felices y colocará el pendón en lo más alto de la peña.

El disparo de un cohete  indicará el inicio de esta festiva batalla: Un camión cisterna en la parte de abajo recibe a los recién llegados. Botellas, sulfatadoras, pistolas de agua, botas… cualquier recipiente que pueda contener líquido es válido. Las charangas animan a todos mientras que chorros de vino bañan a la multitud.

 

DCIM100GOPRO

Battle of Wine on the “Riscos de Bilibio”, in the Rioja region

Cuando el vino se acaba, sobre las diez y media, tiene lugar el almuerzo, en el que no suelen faltar los caracoles, típico plato de este día.

A las doce del mediodía comienzan “Las Vueltas”. Los participantes de la batalla se dan encuentro en la plaza de la Paz (plaza Mayor de Haro) y, a ritmo de charangas, pasean por las calles de la ciudad hasta la plaza de toros, en la que continuará la “fiesta”.

 

Dos días antes de esta ya internacional Batalla del Vino, se celebra la Batalla del Vino Infantil. En ella el vino utilizado es mosto o vino sin alcohol.

 

* Interés Turístico Nacional

 

Participa con nosotros.

 

+ Info

  • Haro